Tlamatini-amauta-kimche 2*

LA HISTORIA, A TRAVÉS DE LAS CAPITALES URBANAS…                                                     Y LOS ATISBOS DE UNA PEDAGOGALNACIÓN AMERINDIA

maqueta pedagogalnación amerindia

Y el hombre
creó a la gran historia
del hombre
cuando Atenas vence la eternidad de la noche
¡Sí!,
Atenas da la gran luz
al dar la madre ciencia
y la divina mariposa
de belleza transposicional.
De otro curso,
Jerusalén abrazó como serpiente acuarelina
a todos los nimbos de atardeceres fugaces
que atravesaron
por los despiadados y egoístas desiertos sin reloj.
Más tarde, Roma
imitó a las estatuas avasallando al dolor,
y quiso ser niño loco
conduciendo interminables cuádrigas
de encabritadas estrellas de creación.
Europa nos trajo otro gran sol
cuando Constantinopla avanza
en suma consideración
logrando por conversión
innecesaria a las cadenas de la humillación.
Definitivamente
Florencia reinventó al auténtico hombre
mientras que su hijo predilecto, Galileo,
le extrajo al mismísimo cosmos su celoso corazón.
Ya nada fue igual,
el siglo XX abrió las puertas a la dimensión ilimitada
y Nueva York, desplazó a todos los ejes,
creando un continente de industrial involucración,
como si el mundo ahora cupiera
en nuestras mismísimas portentosas manos.
Constructores,
Arquitectos,
Urbanistas:
Genios del “Buen vivir”,
sepultureros del barro,
apaciguadores de las lluvias,
controladores del frío,
acunadores del sol,
encauzadores de las aguas,
pacificadores de la noche.¡Sí!,
Ennoblecedores de la raza humana.
Constructores,
Arquitectos,
Urbanistas,
hoy asoma una vagante inquietud desentendida.
Hoy asoma alentada
por el desapasionado y cabal sentido
de vuestro arte, ciencia y oficio.
Hoy asoma recurriendo ilusionada,
tal como recurre el niño al padre.
¿Y tal vez, ya sea el tiempo
de traspasar al tiempo horripilante?
¿Por qué no obtener una cosecha sorpresiva
reanimando a la otra mitad desanimada de la tierra
que por siglos la sepultó como deshabitada?Constructores,
Arquitectos,
Urbanistas.
¿No son acaso Hermanos vuestros
todos quienes levantaron,
en América Precolombina
imponentes ciudades:
Tenochtitlan,
Cuzco,
Tikal?
¿No merecen acaso
que el pulso de vuestro corazón
despierte toda la sangre,
todo el sudor
de la fraterna Profesión?
…Y, luego exclamar,
con más decibeles
que barritado de elefantes
por el disuelto y perdido legado
condenado a tiempo inexistente
y devolver el aprecio
al formidable prodigio
del cálculo preciso,
de la nivelada y el aplomo maestro,
de la domesticación de las rocas,
de los bravos torrentes vencidos,
de los escarpados montes transformados,
de las quebradas allanadas,
de la cordillera y el mar estrechados.
Constructores,
Arquitectos,
Urbanistas:
Forjadores del eje maravilloso
que cruza la historia de la conducta humana,
otorgándonos la inequívoca señal contundente
que fácilmente proyecta positivismo futuro
deslizando luego, el brote empático
de familiar acercamiento evocativo
hacia sus pares sentenciados
al más desterrado de los estériles olvidos.
Y, por primera vez,
sobre el presente traidor
un haz irreversible de correcta dignidad
musicalizará
el despertar bullente de vitalidad
que tantas centurias
sofrena al verdor anheloso
 de las frágiles reliquias preamericanas.
Y entonces
Quetzal-Cóndor-Territorio”
fermentará todo el júbilo de una fiesta añera
ofreciendo como máximo regalo
de una presente coyuntura limitante
que con arranque de artista maternal
plasmará la más mágica de las criaturas:
¡Una pedeagogalnación!,
triuniversitaria courbana:
Mayápolis,
Incápolis,
Mapukípolis.
…Y al instante,
un intransferible estallido trisando
a la infertilidad enajenante de la rutina
y un Espíritu Pletórico
se pronunciará sobre los astros
fluyendo luego,
el interminable verdor amazónico,
la danza absorbente del sol atacameño,
el mistificante gélido eco estelar patagónico
y como rey de reyes
la refulgencia total del sombrero blanco de los Andes.
… Y luego,
la calma de la reestructuración,
y luego,
el brinco de la palpitación,
y entonces,
todas,
todas las fases se habrán cumplido
activando la gema metamórfica
para iniciar el primer gran vuelo
de una cometa independient
que cruzará contemplando a la Ciudad de México:
Un hormiguero humano que mantiene el recuerdo
de una dolorosa lanza incrustada desde el norte
y una Virgen que no deja de soplar mudo consuelo,
y un ebrio guitarrón alérgico al futuro
golpeando siempre con rabia sus cuerdas.
…Y los ojos de maya-inca-mapu-retoñal
continuaran rumbo palpando ahora,
 el alma tórrida y colorida de Caracas y Bogotá:
círculo cerrado por selva impenetrable,
mundo apartado
como espectadores dueños de su propio circo.
Más tarde,
las grandes pupilas
caerán de asalto sobre Buenos Aires:
Una nube autocomplaciente
bañará todos los techos semieuropeos,
mientras que sus mesas cafeteras
continuarán flameado
más que bandera plenipotenciaria
y sus cabezas
se empinarán sobre los árboles
dando, a las lágrimas
permanente espalda,
-posición que ha paralizado siempre la diestra
de la fecunda coherencia vital-.
Al atardecer,
la panorámica de la pedagogalnación
se hundirá profunda en Lima:
constatando como siempre al mismo gusano de oro
que lustra su orgullo virreinal,
mientras que los brazos de la aurora
se asfixiarán en una pesada nostalgia perdida,
y entre la tintura de piedra
se calcinará la mariposa del frágil reír.
La cometa ocular,
entre la bruma, buscará rumbo
a Santiago de Chile,
captando a una colosal mano montañesa
que estrangula como anaconda condenada
al impalpitable Santiago decimonónico
y hallará a un economista pretencioso,
extendiendo una escalera suicidante,
al intentar calmar a su cuantioso pánico a perder.
Finalmente,
los sanos prismáticos se convertirán en garras
atrapando a Brasilia:
La inmensa amazonia
continuará desplegando a su pulpa indómita,
pero toda la invencible fotosíntesis
no puede desligarse confundida
 ante la sombra extraña de la capital brasileña,
que con atónito pómulo descompaginado,
 se asemeja a un platillo volador encallado
en los jardines inocentes de las plazas,
 cual llovizna que traspasa sensación
a ciencia futurista
y al desespero de un matemático que no supo bailar.
LaTtriuniversidad,
Mayápolis,Incápolis y Mapukípolis:
Universo energético urbano,
poderoso martillo desclavador
de la propia autocrucificción
Rugido regenerador
que se enlaza como una red
que avanza desde todo litoral latinoamericano
hasta escalar las inmortales coronas nevadas,
tanto del Citlaltépetl mexicano,
como del Aconcagua andino.
Entonces,
los ojos, el cerebro y el corazón
también los brazos y las piernas
el cuerpo todo,
todo se sacudirá reconstituido.
…Y desde una imperceptible distancia ultramarina
 un solitario faro pleno
extenderá un índice de fuego,
 íntimamente penetrante
hasta alcanzar el susceptible nervio de la historia:
Cartago, la fuerza renovadora fenicia.
Bizancio, la fuerza renovadora romana.
El Renacimiento, el juicio renovador europeo.
Washington, la fuerza renovadora inglesa.
Gandhi, sorprendente demostración
de la fuerza renovadora india.
La microtecnología, internación cibernética
 de la fuerza renovadora japonesa.
DengXiaoping,
 prolongación de la fuerza renovadora china.
Mandela, humanista y prudente
fuerza renovadora africana.
…Y como prominentes hijos
de la gestación paradigmática:
La Pedagogalnación
abrillantará el espejo convergente
de todos los destellos identidarios.
Y, en el acto
como aromática fruta
se manifestará la dulce sonrisa futura
de la correlación total
 de las manos en Quetzal-cóndor-territorio.
Entonces,
la respiración un momento se detendrá
aflorando ondas ampliadas de gratitud y estima unánime,
aún también
 las de cada uno de sus descendientes por nacer.

 * Corresponde a sabio en Nahuatl, quechua y mapudungun