Guiatura de Profesores Amerindios: Simiente de renovación neo-vigencia

No es necesario corroborar para percibir que siempre se ha comportado esquivo el porvenir con el mundo amerindio. Mientras, la actualidad, algo más positiva ha dado giros más ecuánimes, permitiendo atraer un motivado apoyo, mediante la inspiración de sus profesores, quienes encienden en todo digno docente la nobleza de su profesión, recordándoles que aplican las elementales herramientas con que se entreteje la civilización y si especificamos el concepto civilización, distinguimos el camino empeñado por la culminación de la dignidad y felicidad humana, trayecto que los induce a apelar la conciencia de sus pares latinoamericanos para sopesar correctamente la historia abusiva que ha debido el pueblo preamericano soportar, preferentemente el desengaño amargo con la democracia criolla; haciéndose hoy más promisorio, ya que la legislación internacional acrecienta como sagrado la valoración a los derechos humanos.
La Guiatura Neo-Vigencia entiende, nítidamente que el rumbo de la recuperación solo puede germinar superando a todo atávico supersticioso, y en su lugar palpar las posibilidades que nos entrega la difícil medida de la realidad, la cual llama a considerar cinco debilidades fatales:

  1.  No oficializar al “Magisterio Amerindio Universal”, discurseado por el Jefe Suwamish, Seattle en el año 1854. Su efecto neo-vigencia prende por sus juicios dilucidarios, constituyendo la semilla hermanante para 36 millones de amerindios en quetzal-cóndor-territorio.                                                                                                                                                  
  2. Carecer de un lenguaje común.                                                                                                        
  3. Carecer de un territorio común.                                                                                                          
  4. Carecer de un Dignificario Diplomático, vital entidad, cuyas tres funciones rectoras cumplan:
    a.- Intercomunicación.
    b.- Coordinación jurisdiccional.
    c.- Abogacía ante  la ecuanimidad mundial de la ONU.                                                                                                                                    
  5. Carecer de urbanismo propio. 

La Guiatura Neo-Vigencia, determinantemente señala que sus agentes frustradores son todos los intentos por limitar a la digna renovación, no más allá de separadas etnias de museos, por lo tanto la gesta reivindicativa procede apalancando por la oficialización del Magisterio Amerindio Universal, auténtico almacigo de hermandad entre sus etnias, generando después, clara capacidad política a un rango de promover una PEDAGOGALNACIÓN TRIUNIVERSITARIA, lo cual define alcanzar competente gobernanza desde una propia estructura socio-educacional co-urbana; máximo objetivo de la renovación neo-vigencia cuyo potencial convencedor fue certificado por la historia desde que se expuso la mentalidad o el magisterio amerindio universal con plena sensibilidad evangélica, en el pueblo de Puget Sound (USA, año 1854), revelándose un don profético que se contrapone a la facilidad de la tecnología en caer en desenfrenos apocalíptico, contradiciendo a la cobijante renovación eterna de la naturaleza. Su inspirado autor fue el Jefe Seattle, fecha que su discurso delinea una insofocable alborada por trasmitir la percepción nativa a una altura de enjuiciamiento filosófico muy orientado a una definición SUPRACOHERENTE BIOECOLÓGICA, la cual centra su gran propósito en defender la salubridad mental y relacional. Legado compuesto por un cuerpo argumental de diez grandes juicios, guarnecidos por un paraguas de tres valores estructurales, equilibrio, bioecología y maravillamiento:

  1. La tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra.
  2. El hombre no tejió la trama de la vida, él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo. Todo lo que ocurra a la tierra.                                                                              
  3. ¿Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra?, Esta idea nos parece extraña. No somos dueño de la frescura del aire ni del centelleo del agua. ¿Cómo podrías comprarlo a nosotros?
  4. Cada hoja resplandeciente, cada playa arenosa, cada neblina en el oscuro bosque, cada claro y cada insecto con su zumbido son sagrados en la memoria y experiencia de mi pueblo.
  5. La savia que circula en los árboles porta la memoria del hombre de piel roja. El murmullo del agua de los ríos y los esteros es la voz del padre de mi padre.
  6. Las fragantes flores son nuestras hermanas, el venado, el caballo, el águila majestuosa son nuestros hermanos, Las escarpadas montañas, los húmedos prados, el calor de la piel del potro, el hombre, todos pertenecemos a la misma familia. 
  7. El viento es algo precioso para el hombre de piel roja, porque todas las cosas comparten el mismo aliento: el animal, el árbol y el hombre.
  8. El hombre blanco es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita y una vez conquistada, sigue su camino dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle.
  9. Pero ustedes caminarán hacia su destrucción, rodeados de gloria, inspirados por la fuerza de su Dios, que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre él piel roja.
  10. ¿Qué sería el hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual, porque lo que le suceda a los animales, también le sucederá al hombre. Todo está enlazado.

Para sellar el análisis, los Profesores Amerindios se circunscriben a su fibra autóctona, la cual los obliga a alertar al pensamiento, con el fin de no dilapidar la estrecha oportunidad que el presente les ofrece, ubicando la fuente del alborozado porvenir en la ya mencionada, PEDAGOGALNACIÓN TRIUNIVERSITARIA COURBANA, integrada por MAYÁPOLIS, INCÁPOLIS y MAPUKÍPOLIS, -las tres situadas en geografías correspondientes-, cuyo órgano decisivo lo conforma el DIGNIFICARIO DIPLOMATICO, dándose su fuerza, legalmente sustentada en la convocatoria general hacia toda la docencia amerindia y hacia la totalidad de los representantes de todas las comunidades amerindias. Por lo demás, cabe de lógica la nominación, ya que su prioritaria misión consiste en reconquistar la dignidad.
Y más tarde, ya respirando un aire de considerado reconocimiento vendrá el requerimiento de dar un satisfactorio segundo gran paso, buscando arquitectónicamente plasmar, ante los ojos del mundo un gran MUSEO DE LAS LAGRIMAS ETERNAS, entonces al fin se podrá descansar de un siempre inconcluso duelo al graficar en sus salones, tanto el esplendor del mundo precolombino como la trágica extinción de muchas de sus etnias.                  Como epílogo reforzante, para cualquier escéptico que menoscabe su energía aduciendo que se exponen inútiles utopías, la Guiatura responde enfatizando a los acontecimientos que anteponen cifras reales: En la América actual habitan casi 50 millones de amerindios, sobrada cifra como para constituir una PEDAGOGALNACIÓN, basta con comparar a una docena de mini países que no censando 100.000 habitantes, han sido convalidados como estados funcionales, nombrémoslos: Tuvalu, Palaos, Mónaco, San Marino, Liechtenstein, San Cristóbal, Islas Marshall, Domínica, Andorra, Antigua y Barbuda, Seychelles, etc,